lunes, 1 de abril de 2013

AÑORO





Añoro tu piel, aunque casi no la he tocado
Tu olor, que se me lo llevé pegado por si no volvía a verte
Tu tranquila sonrisa que me inducía a preguntarme que estarías pensando

Añoro esa mirada analítica,
esa indulgencia sana, fresca, franca,
mientras tolerabas mis pequeñas locuras

Añoro que me lleves de la mano
y que aprietes ligeramente mis dedos
me hacía sorprenderme de que siguieras esperando



Añoro tu cabello 
Fino, lacio, suave 
deslizándose para acariciar mis dedos 

Añoro esos brazos fuertes 
que me cojas en brazos como a una pluma 
Algún instinto ancestral conservo que me cautivó esa fuerza 

Añoro esos abrazos fugaces que te robé 
Los besos que nos dimos, pero aún más los que no nos dimos 

Añoro tener otra oportunidad, 
muchas oportunidades

Añoro lo poco que tuvimos tiempo de tener 
y aún más lo que nos quedó por tener 

Añoro lo mucho que me gustaría recibir de ti 
y lo mucho que me gustaría darte 

Añoro no poder decírtelo sin que te asustes 
Sin que huyas, como se va todo lo bueno que encuentro 
Sin que pienses que soy demasiado intensa y que quiero atraparte



Añoro tus bromas 
Tu buen humor 
Que nos sonriamos sin motivos, 
o con el único motivo de que somos felices en ese mismo instante 

Añoro estar tumbada a tu lado 
mirar el cielo 
está tapado 
va a llover, va a anochecer 
Pero seguimos tranquilos, disfrutando la maravilla de conocernos 
La montaña nos rodea y nos abraza 
Nos acoge, somos bienvenidos 
Y nosotros tan altos, tan altos 
que abajo todo parece irreal 
Un mar de edificios donde habita gente que sueña con tener lo que yo estoy teniendo 

Mi momento mágico 
Mi mágico momento 
Lo mágico de los momentos 


Añoro algo tan básico como perderme otro instante contigo 
y encontrarme en tus ojos

No hay comentarios:

Publicar un comentario