jueves, 21 de marzo de 2013

MARISA



Y hoy amiga viajera que caminas hacia la luz,
quiero celebrar tu vida y no llorar tu muerte,
Ya te lloraron demasiado.
Quiero recordar tu sonrisa,
tan abierta, tan sincera
Quiero volver a sentir que me miran tus preciosos ojos,
mitad mar, mitad cielo claro,
Con esa mirar tan tuyo,
directo, franco, comprensivo
quiero verte presumida,
llena de belleza, elegante, distinguida 
quiero sentir tu abrazo, 
esos brazos llenos de amor, 
que abrigaban almas heladas vistiéndolas con tu calor. 
Dijeron que eras una flor, y no hubo mejor manera de describirte 
Más para cada uno de los que te quisieron fuiste una flor diferente 
Para algunos, quizás una rosa sin espinas, 
aterciopelada, con sus suaves pétalos 
Para otros una orquídea, delicada y necesitada de cuidados 
Para otros una tulipán, sencillo, fuerte, indoblegable 
Otros, una indecisa margarita, voluble al viento, 
“si quiero”, “no quiero” 
Para otros un ramo de flores de fragancias diferentes, 
Miles de perfumes mezclados en esa armonía que salía de ti 
Para mi fuiste una flor silvestre, 
Que sólo pude disfrutar un día, 
Un momento en mi vida, 
Un espacio perdido, fugaz cariño que sentimos y prometimos conservar 
Más no hubo tiempo 
Te fuiste de improviso 
Todo los que te conocimos, por breve que fuera, somos mejores personas, 
porqué enriquecías las vidas de los demás 
Sé que aún estás aquí 
Sé que volveré a verte 
Pero mientras, puedo decirte que mantendremos vivo tu recuerdo, 
tus anécdotas, tus palabras 
Amaste y fuiste amada, 
Y marchaste sin dolor 
Adiós amiga viajera, 
Brindaremos por ti, por tu vida, flor, ángel 
Buen camino 

Te echaremos de menos, pero eso ya lo sabes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario