domingo, 30 de marzo de 2014

NINA: GESTACIÓN, CREACIÓN Y NACIMIENTO



Queridos amigos y compañeros

He pensado largamente en como presentaros este proceso que he estado viviendo con la creación de Nina, mi primer libro. La verdad es que ha sido para mi como tener un hijo, en este caso una niña, y es por ello que he decidido crear varias entradas en las que iros contando como lo he vivido hasta llegar al momento actual.
Nina ha sido una hija deseada. Antes de que naciera ya estaba en mi cabeza. Mi imaginación la alimentaba y la nutría. Podía visualizarla y ya la amaba. Intensamente.


Escribir su historia supuso muchas noches insomnes, que ya son habituales en mí. El sentimiento me vencía, su intensidad me abrumaba y me agotaba tanto, que a veces, debía dejarla y evadirme de su fuerza.
Empecé con ilusión, pero en los últimos tiempo de embarazo, empecé a encontrarme ansiosa y saturada, deseando verla, parirla y a la vez, con un  miedo al parto inmenso.
Con Nina salía del silencio, salía por ella, salía para ella, pero salía para mí. Me exponía a criticas, a opiniones, me mostraba a los otros y me mostraba desnuda, sin más armas que un libro y un corazón puesto en él.
Me exponía a decepciones pero podía ganar alegrías, fe en mi misma, fuerza y sobre todo lo necesitaba. Necesitaba demostrarme que podía hacerlo. Que podía enseñar mi niña al mundo, mi muñeca, pues eso significa Nina en catalán, una muñeca. Una pequeña muñeca que habla por mí y yo quería que hablara para todos nosotros.
Culturalmente parece que está mal ser avariciosa, casi soberbia.
Cientos de libros, una desconocida más, con los mimos sueños de cientos de escritores buenísimos y llego yo con esta ilusión... Más no soy la única madre, pero, ésta es mi niña.


El 4 de febrero de este año recogía mi primer envío de libros. !Había nacido por fin!
Las circunstancias hicieron que ese día estuviera sola.
Una caja cerrada con libros en su interior y había que abrirla... 
Venía del trabajo y no entendía que me pasaba. Cualquiera diría que era la caja de Pandora. Sólo había que destaparla. No mordía. Pero la dejé encima de la mesa y no la miré mientras hacía mis tareas diarias.
Cuando acabé me acerqué con reverencia y la abrí y tuve mi primer libro en mis manos.
Si. Nina había nacido. El parto no había sido tan doloroso como toda su creación pero el sentimiento de inmensa alegría que había esperado sentir no llegaba. Estaba acolchada y acobardada.
Creo que ya presentía que sólo empezaba un capítulo más. La dedicación absoluta, las horas de sueño robadas, las preocupaciones y sobre todo la responsabilidad... Todo cuanto conlleva un bebé.
Y empecé a entrar en una vorágine de caos que me obligó a salir de mi tranquilo silencio. No he tenido tiempo para nada hasta ahora. Los días han sido completos. Llenos de obligaciones y compromisos
Es ahora cuando puedo sentarme a contaros, a explicaros y a deciros cuanto os he echado de menos y es ahora cuando puedo deciros que ha valido la pena.
Que quiero a ese bebé primerizo que me dejó tan perdida y tanta energía necesitó. 
Es ahora cuando de verdad siento que Nina ha llegado a mi vida para darme la satisfacción de verla en vuestras manos y cuando tan hermosa la veo en las mías.
Ahora os la presento sin soberbia, con toda humildad. 
Soy una entre miles, pero aquí estoy. No siento miedo. Estoy preparada para mostrarme de nuevo
Bienvenidos a mi sueño



19 comentarios:

  1. Hola Amparo, me encantó que contaras un poco esta primera experiencia....a uno le parece imposible escribir un libro. Me imagino las noches que te habrás pasado porque escribir hasta un cuento demanda mucho tiempo, que una ya no sabe de donde robar a su familia especialmente. Tu sonrisa lo dice todo. Me alegro y ojalá a mi también se me cumpla un sueño.......Cariños y abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Ana. Bein sabemos que escribir para nosotros es un lujo. Trabajos, niños, familias, quehaceres diarios, rutinas y como bien dices, sintiendo que no hay tiempo para todo y que siempre lo estamos quitando a algo. Pero también es nuestra necesidad y nuestro sueño. Y yo, que tanto cariño y admiración te tengo, apuesto por el tuyo. Lo harás Ana. Lo sé. besos mi hada. Sos maravillosa

      Eliminar
  2. Hola Amparo, me gusta mucho volver a leerte (hace tiempo que leí Nina), y que compartas tu experiencia. El proceso de publicación es como tú bien cuentas, una especie de parto, aunque más bien un parto de uno mismo, una proyección del autor hacia el mundo, que te hace sentir desnudo ante los demás. La foto es preciosa, y doy fe de tu amor por los personajes ficticios, por eso mismo, porque son proyecciones de personas de verdad, y esta Nina, en realidad, lo que te hace es más grande. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Javi, Tú que has compartido como nadie esos silencios de los que hablo sabes y entiendes sin muchas palabras. Por mi parte sólo agradecerte como siempre que me recuerdas que no estoy sola. Besos y abrazos

      Eliminar
  3. Me ha gustado leerte, fué una historia que me llegó muy dentro y aunque no nos conocemos en persona me ha encantado acompañarte.
    Espero que sigas escribiendo historias tan maravillosas. Cuando hablo de Nina, siempre digo que es una historia muy buena, pero que además de la historia lo que atrapa es tu estilo.
    Creo que cualquier cosa que escribas se convertirá en una gran historia.
    Un abrazo Amparo.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado leerte, fué una historia que me llegó muy dentro y aunque no nos conocemos en persona me ha encantado acompañarte.
    Espero que sigas escribiendo historias tan maravillosas. Cuando hablo de Nina, siempre digo que es una historia muy buena, pero que además de la historia lo que atrapa es tu estilo.
    Creo que cualquier cosa que escribas se convertirá en una gran historia.
    Un abrazo Amparo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi compañera en este camino, Mari Cramen. Cuanto aliento y cuantos "venga" me has dado. Cuanto aire y cuanta ilusión. Admiro esa enorme energía y entusiasmo que pones en todo lo que tocas y las maravillas artísticas que haces. Ha sido y es una delicia trabajar contigo. Un abrazo enorme

      Eliminar
  5. Hola, Amparo. Me encantan que nos participes tu proceso creativo. Conocí un poco la experiencia previa al parto, pero no alcanzo a imaginarme los desvelos, sinsabores y conflictos que se padece al querer dar vida a un sueño tan maravilloso. Felicitaciones por permitirle a Nina ver la luz, y ojala pronto habiten en su universo otros personajes maravillosos de tu creación. Un gran abrazo, querida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida niña, como me gustaría verte y contarte tantas cosas que sentí en esos momentos. No las he compartido porque son sentimientos encontrados y confusos donde los temores y los demonios bailan con las letras. En cualquier caso, el momento se hizo realidad y el sueño brillo por encima de todo. un fuerte abrazo a mi Ninfa especial, mi niña de los Océanos, mi Maria Eugenia

      Eliminar
  6. Es un lujo que compartas con nosotros esta genial experiencia, de crecimiento. Debe ser muy grande el sentimiento de ver plasmado tu sueño... se puede ver en tu sonrisa!!.. y eso, merece ser disfrutado y festejado. Felicidades una vez mas por esta niña, parte de vos, que ya quiero conocer. Un fuerte abrazo Amparo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Soledad por muchísimas cosas, entre ellas ese cariño constante que viene de tu enorme corazón y donde nos das cobijo a todos. Sos una gran persona y una maravillosa escritora. un besazo

      Eliminar
  7. Mi querida Amparo, como me hubiera gustado acompañarte en tu gran dia y ver en directo esa sonrisa tuya resplandeciente y contagiosa! No hay mas que verte para hacerse uno a la idea de lo feliz que estabas!.
    Siento decir que no he podido leer la historia de Nina, pero asi puedo comprar el libro y en cuanto sea posible me lo dedicas. Gracias por compartir esta experiencia. Toda la suerte del mundo y por supuesto todo mi cariño. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana querida, como bien te dije me hubiera encantado tenerte conmigo aquel día pero no hubiera podido dedicarte todo el tiempo que necesitamos ambas para nuestro encuentro. tenemos tanto que contarnos... estoy deseando que nos conozcamos cielo. Gracias a ti y un inmenso abrazo

      Eliminar
  8. Enhorabuena, Amparo, por haber llevado a cabo tu sueño. Que sean miles no significa que sean iguales. Entre miles parecidos, el tuyo es único. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Clyo. Es precioso! Un abrazo!!!

      Eliminar
  9. Amparo, cuánta alegría y orgullo me proporciona leer esta declaración de humilde plenitud, este relato de la experiencia de crear belleza a partir de tu alma bella, de compartir tus adentros en unas páginas de dulce relato que pones a nuestra disposición en un acto de verdadera generosidad. _No tengas miedo, este sólo es el primero de todos los que iremos disfrutando gracias a la gracia que guardas. Un fuerte abrazo amiga Amparo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido ángel ,es fácil ser valiente cuando se tiene la suerte de tener cerquita personas tan maravillosas como tú, pues pegadita a mí te siento. un enorme abrazo linda

      Eliminar
  10. Escribir un libro es como parir un hijo, aunque yo, ni he parido, ni he escrito ningún libro.

    Pero te lo digo desde la perspectiva astrológica.

    Enhorabuena, Amparo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las estrellas no se equivocan Josep y tengo ganas de verte y contarte personalmente este camino. Besos crac

      Eliminar