lunes, 6 de mayo de 2013

ME BASTA



Me bastó con mirarte para saber que era bien recibida
Esos ojillos traviesos que se pierden y me encierran
Esa voz potente, que me llama y me atrae

Me bastó que existieras y quisieras quedarte
Me bastó encontrarte

Fue suficiente tu calor, porqué un poquito más me abrasas, mi alma
Fue cálida tu respiración en mi cuello y el mejor pecado besar tu boca
!Ay que sano ardor ese de fundirme en tus huecos!
Ese de tropezar con tus surcos, cuando mis manos te recorren

En silencio o a gritos voy a decirte cositas
Que muero por tenerte un ratito,

Quizás dos, quizás tres, quizás hasta el infinito
Que hoy multipliqué por cien, los segundos de vida que me diste,
Y se me hincharon los sueños y me convertí en puro anhelo

Que bastó con que me hablaras para que te entendiera
Un idioma común que conocía
Me basta para avanzar contigo
Paso a paso
Lentamente
¿cual será nuestro destino?
Que lejano te veo a veces
Y otras tan pegadito...
!Ay si tengo miedo vete!

Pero vuelve conmigo
Conmigo vuelve
¿Ves que contradicción?
Se llama miedo a quererte
Y pobre de mi, estoy perdida
Pues sólo me bastó un instante,

soy un alma impaciente
Que suspira por tenerte



4 comentarios:

  1. Precioso poema, multiplicando segundos a base de sueños...eres genial, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfmega, pero tengo buena inspiración como tu blog. besos

      Eliminar
  2. Sigue siendo precioso ese amor que tanto te inspira, te lleva hasta el paroxismo y no te agota. Felicitaciones por tanta magia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Eugenia. La magia del amor me pillo por sorpresa y no paro de maravillarme. Quizás la edad y las ganas y el ser correspondida hizo el milagro. Besos mi niña, te echaba de menos

      Eliminar