jueves, 18 de abril de 2013

MONTSE



Y como no hay dos sin tres,
No me iba a dejar yo a mi niña Montse
Ese bebé que reía con la boca tan abierta que parecía tragarse la vida a sorbos largos
Y se ha convertido en una preciosa mujer
Siempre una brisa fresca,
Siempre un abrazo y unos brazos delgados que aprietan las penas y las ahogan
Siempre un consuelo tranquilo para buscar abrigo
Siempre la sinceridad por bandera
Y la verdad como único escudo y defensa
Siempre luchando sola o acompañada batallas por los demás
Fiel como nadie,
Siempre a tu lado
Noble hasta la última punta de ese delicado talle
Pareces tan suave y etérea
Que nadie imaginaría la fuerza que brota de tu interior
Esa energía que sale a raudales
Como un manantial de aguas limpias
Y en esa aguas lavo mi cara, hermana
En tu compañía comemos las penas
Y nos reímos de ellas cuando se vuelven chiquitas
!A tu lao tó es más salao!
Ese espíritu andariego y aventurero
Que se ha transformado en un apego a nosotros
A tu familia, a los tuyos
A la aventura de cada día
A aventurarnos en risas y lágrimas compartidas
Ese corazón que siempre padece por alguna
Que no te cabe en el pecho,
No te quepa duda
Que se te quedó pequeño el cuerpo para tanta dulzura
Que sin querer te haces indispensable
Que sin ti la vida en más dura
Y contigo es una locura
Una locura buena
Unas buenas locuras
De bailes y de alegrías
Que aún te ríes hasta las lágrimas
Y sigues llenándome el alma
Que no hay un hueco en mi que no te quiera
Que hasta mi piel te reclama
Que te adoro cada día
Desde que naciste y para siempre
Porqué siempre estaremos juntas
Que la distancia no se siente
Que no hay separación
Porqué estás dentro de mi pegada
Un trocito de mi corazón
es para mi hermana del alma
La que más se parece a mí
La del pronto y la espada
Y después nos quedamos en nada
¿Verdad que si chiquitita?
Que es así como se ama
Sin medidas ni remedio
Así me ama mi Montse
Así amo yo a mi hermana

No hay comentarios:

Publicar un comentario