miércoles, 10 de abril de 2013

DÉJAME




Déjame racionalizar lo que siento

Aunque es inútil
Déjame ordenar mis pensamiento
Que se revuelven inquietos por mi cabeza

Déjame ir despacio
Mi espíritu quiere correr
Pero cuando corro tropiezo,
Soy torpe y no veo los obstáculos
Déjame confiar poco a poco
Déjame ser libre para amar
Y no amar para ser libre
Eso no tiene sentido para mi
Porque amando nunca fui libre
Y amada me hicieron prisionera
Déjame contarte cosas
Sé que dirás que camino hacia atrás
Y quizás tenga razón

Pero a veces necesito recular para coger impulso
Y otras sólo necesito esconderme en casa y pensar, pensar mucho
Unas veces el miedo es tan intenso que me paraliza
Y otras desaparece con un suspiro
Y se disuelve con una lágrima cobarde
Soy consciente de los sueños y las promesas
Y todas me producen terror
Déjame ser sólo dueña de mi misma
No quiero ser la dueña de nada ni de nadie

Eso es una mentira del amor, otro espejismo, otra quimera, una locura
Nadie puede poseerte por entero
Y yo no quiero ser poseída
Déjame ser fuerte e independiente
Pero sé fuerte e independiente tú
Porqué no tengo fuerzas para tirar con más peso que el mío
Y el amor pesa, lo sé
Simplemente tiremos cada uno o no tiremos
No me digas que sin mi morirás
No quiero fantasmas que me oscurecen el ánimo
Tu muerte no es una entrega
No me digas que quieres estar todo el tiempo conmigo
El tiempo es subjetivo, no existe y no existe para mi un “mañana”
Cuando tengo que esforzarme tanto en vivir un hoy
No digas que envejeceremos juntos,
Porque esa propuesta me abruma, me inquieta
Tan lejana, tan efímera, tan solemne

Quizás no te sé querer tanto como los otros
Quizás arrastro heridas que nunca cicatrizan
Quizás el amor se basa en una confianza en el otro que yo nunca consigo sentir
Pero no voy a dejar mi corazón en tus manos
Voy a seguir protegiéndolo con la armadura de mi pecho
Y si mi castigo es seguir sola,
Que así sea



No hay comentarios:

Publicar un comentario